|  Artículos   |  3 cosas para mejorar la cultura organizacional
mejorar la cultura organizacional

3 cosas para mejorar la cultura organizacional

Somos de los que cree que el mundo está evolucionando, pero que esos avances no llegan a todas partes a la vez. Avanzamos en tecnologías, pero no todas las personas las adquieren al mismo tiempo. Algunas industrias pasan por procesos disruptivos, mientras a otras todavía no les llega su momento. 

 

cultura organizacional

 

En DAR, buscamos ser parte de esa evolución en las organizaciones, que logren transformar su cultura para hacerlas más productivas, más felices y más sustentables. 

 

Identificamos 3 problemas en las organizaciones a los que quisimos crear soluciones: 

 

Caducó la misión, visión y valores.

Esta forma de contarse ya no sirve. La misión se queda corta ante la rapidez que cambian los mercados. Además, todas suenan iguales y no enganchan. La visión muchas veces están redactadas como “ser el mejor en la industria”, lo cual no genera atracción ni conexión. Igual, ¿quién decide quién es el mejor? Las empresas que verdaderamente quieren perdurar no están en una carrera compitiendo contra otros, están en la labor de transformar el mundo desde lo que mejor saben hacer. Por su lado, los valores terminan siendo palabras abstractas pegadas en las paredes que pocas personas recuerdan. Pregúntale a las personas de tu equipo, ¿cuáles son los valores de la organización? Te apuesto que no recuerdan más de dos. Y si los recuerdan, el significado de cada uno puede ser diferente y subjetivo. Lo que llaman “Caso Institucional” de las organizaciones está obsoleto, y sin embargo muchas siguen las escribiendo el suyo. ¿Por qué lo hacemos? Porque sentimos la necesidad de tener un documento que diga quienes somos, qué hacemos. Pero, ¿existirá una mejor forma de hacerlo? Esta es nuestra primera evolución: descubre tu identidad y crea una nueva narrativa apasionante, que enganche a tu equipo y a tus clientes. 

 

Enfocarse en líderes y organizaciones piramidales, con alta rotación.

Ya son décadas de enfoque en los líderes de las organizaciones. Pero cada vez más requerimos miembros en el equipo que sean creativos, que tengan iniciativa, y que se impulsen por su cuenta para lograr sus metas. No queremos estar arreando a las personas ni supervisar cada minuto de su tiempo para que hagan su trabajo. Por otro lado, los colaboradores están buscando trabajos con más autonomía sobre su tiempo, y sus formas de trabajar, quieren tener poder de elección, que sus ideas sean tomadas en cuenta y que constantemente están aprendiendo cosas nuevas.

 

Sin embargo, muchas organizaciones siguen con el modelo arcaico de medirles el tiempo, de meter supervisores a los equipos, de cargar a los líderes con toda la responsabilidad. Sufren los directores de las organizaciones por la alta rotación en sus equipos, por tratar de mantener a los equipos motivados. Pero siguen creyendo en liderazgos autoritarios, en premiar y castigar a colaboradores con bonos y rebajas de sueldos. Todos estos son grandes detractores de la iniciativa y creatividad que necesitan para innovar en sus industrias. ¿Hay una mejor manera de llevar a los equipos? En DAR creemos que sí, por eso buscamos fortalecer las relaciones humanas de todo el equipo convirtiéndolo en una tribu, con una identidad fuerte.  Diseñar organizaciones más horizontales con una cultura auténtica, donde las personas se sienten seguras de expresarse, de traer iniciativas e innovar, donde haya confianza entre las personas para lograr grandes propósitos, es posible. Creemos que todas las personas tienen el derecho de sentirse apasionados por su trabajo, y que es responsabilidad de los CEOs lograr el ambiente para que esto ocurra en sus empresas. 

 

Responsabilidad social como un nuevo impuesto: 

La responsabilidad social ha llegado para convertirse en un “nice to have” que ayuda a las empresas a quedar bien. Pero en muchas organizaciones lo tienen como un departamento aislado de la organización, que no logra conectar mucho con el resto de la dinámica de la empresa. En otras hay un departamento de filantropía, o una fundación hermana que hacen programas sociales o ambientales pero muchos colaboradores ni se enteran que existe. La responsabilidad social tiene que evolucionar también, para convertirse en el corazón de las organizaciones. Cada vez más las generaciones que conforman la fuerza laboral quieren trabajar en empresas con impacto social y ambiental positivo. Y hay una gran oportunidad a través de programas de impacto para mejorar su modelo de negocio, fortalecer el sentido de pertenencia de los colaboradores, y solucionar problemas de la empresa y sus diferentes stakeholders. Hablamos entonces- más que una responsabilidad que se siente como un nuevo impuesto que deben pagar, y nos relaciona más con la obligación que con la pasión- de las enormes posibilidades de impacto que tienen la empresas y organizaciones en su mundo. 

 

La evolución que queremos lograr en las organizaciones ya la vemos pasando en las más vanguardistas que saben narrarse desde su propósito, que tienen estructuras más horizontales donde se fomenta la creatividad y hay mucho orgullo de pertenencia y que generan un gran impacto. Queremos ser parte de ésta transformación de las millones de organizaciones pequeñas y medianas que saben que se puede hacer mejor las cosas y quieren alguien que los acompañe a lograrlo. 

 

identidad cultural

a
457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]
× How can I help you?