DAR International

tribu karati

Karati: reconectó con su propósito

El trabajo de los CEOs o altos directivos de las organizaciones suele ser solitario. Muchas veces, mantener la cultura que quieren vivir en sus empresas, tener que solucionar tensiones y velar por la visión de crecimiento estratégico, hace que se encuentren trabajando muy duro, con altos niveles de estrés y preguntándose si los miembros de su equipo se sienten feliz y si están siendo productivos en sus roles. 

 

Algunos Directivos son conscientes de esta realidad, pero otros no se dan cuenta sino hasta que entran en un estado de burnout que se contagia al equipo y trae grandes problemas a sus organizaciones.

 

Hoy queremos contarles cómo un CEO se cuestionó el impacto de su trabajo; se preguntó si en cada área de su organización trabajaban con entusiasmo y conectados; y cómo decidió ampliar la identidad y cultura de su empresa a los principales influenciadores para que ellos fueran los embajadores internos de la misma.

 

¿Cuáles fueron las medidas que tomó para revivir la cultura y pasión, comenzando con él y permeándolo en su tribu? Aquí les contamos.  

 

Karati: comenzar reconectando con su propósito

 

Lo primero que hizo Boris Verbitzky, Maestro (CEO) de Karati, una empresa con más de 30 años siendo líder en la fabricación de bisutería fina en México y con una plantilla de 100 miembros en la empresa, fue reconectar con su propósito.

 

¿Qué es lo que más le llena de orgullo en su trabajo? ¿Cuál es el impacto que tienen? ¿Cuál es el gran para qué que los mueve en su día a día? fueron algunas de las preguntas que respondió Verbitzky cuando empezó el trabajo en la cultura de su organización. 

 

“Entender que estamos para fabricar con el detalle arte, impulsando a grandes creadoras, nos hizo ampliar la mirada para saber que cada pieza que fabricamos es importante. Descubrir nuestro propósito nos ayudó hasta a revalorizar a los miembros de nuestro equipo. Por ejemplo, pasamos de tener maquiladores a artesanos y ellos entendieron que con sus manos fabrican arte”, explicó Boris. 

 

Crearon una mesa de cultura: mesa de influenciadores

 

El equipo que trabaja la cultura en Karati fue seleccionado por todos los miembros de la empresa y son las personas más apasionadas, con credibilidad, inspiradoras y buenos trabajadores de la organización. Ellos son los miembros de la Mesa de Influenciadores y en sesiones creativas descubrieron su forma auténtica de llamarse, rituales y códigos que los rigen.

 

Boris le da valor a cada miembro de su tribu y los impulsa a que sean ellos los principales embajadores de la cultura. “Tener en una misma mesa a una persona de marketing, otra del área comercial, miembros de la fábrica, equipo del área de soporte, vendedoras en tiendas y poder escucharlos nos ayuda a que lleguemos a acuerdos y a que cada visión sea tomada en cuenta”, nos dijo Verbitzky.

 

Una muestra de cómo aplican su propósito:

 

Fabricar con el detalle arte para impulsando a grandes creadoras.

 

En Karati se celebra constantemente

 

Es imposible que absolutamente todos los días del año y que en todo momento los miembros de las organizaciones estén entusiasmados por su trabajo. Hasta el rol más “divertido” tendrá días de desmotivación en donde sienta que la rutina lo agota. Una forma de darle sentido a cada rol, y que estén intrínsicamente motivados, es que se puedan celebrar los unos a los otros los pequeños logros que tienen en su cotidianidad. 

 

Con la mesa de influenciadores descubrieron un ritual para celebrar. Ahora, cualquier persona que tenga un logro cuenta con un espacio en la fábrica para anotar cuál fue el logro que tuvo con su equipo, quiénes participaron y en qué fecha lo alcanzaron. Juntos llenan un ticket de celebración y lo pegan en la pared. Se toman unos minutos para aplaudirse, agradecerse por su trabajo, celebrar ese logro y continuar. Es un ritual que los impulsa a seguir con su labor. 

 

¿Qué puedo tomar de la evolución de Karati para mi empresa?

 

Verbitzky nos permitió hablar del trabajo que realizó junto a nosotros, con nuestra metodología de Identidad Cultural,  para compartirles a ustedes algunos de los elementos de la evolución de su empresa para que también los puedan poner en práctica. 

 

1. Vuelve a conectar con un propósito. Pregúntate como líder de tu organización cuál es el gran impacto que realizas y nunca lo pierdas de foco.

 

2. Encuentra a tus grandes influenciadores. Algunas veces tienes líderes ocultos en tu organización, que no tienen un cargo de liderazgo formal, pero que cuentan con mucha influencia en sus compañeros y en cómo trabaja la empresa. Ubícalos y dales voz.

 

3. Celebra constantemente. No esperes a que se acabe el 2020 para que en tu empresa se celebre. Tampoco es necesario que inviertas mucho dinero ni tiempo en la celebración. Hazlo como en Karati, que sea una celebración orgánica, que todos comprendan cómo se hace y dales la autonomía para que no te tengan que pedir permiso. 

 

Queremos que todos se sientan muy orgullosos de sus empresas y que tengan a miembros motivados y con sentido de pertenencia hacia su organización. Si tienes alguna pregunta sobre cómo Karati lo está logrando, escríbeme a mi mail y con gusto conversamos. 

 

identidad cultural

Sorry, the comment form is closed at this time.

a
457 BigBlue Street, NY 10013
(315) 5512-2579
everlead@mikado.com
[contact-form-7 404 "Not Found"]
× How can I help you?